By: Bryan Fernandez; Guayas, Guayaquil, 2015 Ecuadorian Youth Ambassador

Mi nombre es Bryan, soy de Guayaquil y han sido ya apenas seis días en Houston, Texas, USA, donde nosotros los Jóvenes Embajadores 2015, hemos convivido con nuestras familias anfitrionas lo cual ha cambiado mi actitud. Estoy deslumbrado con lo maravilloso que es la ciudad y hasta hoy he visto cinco cosas que me gustaría compartir con ustedes.

Bryan, second from left with his host family
Bryan, second from left with his host family

 

  1. Primero, lo más sorprendente que he visto, son los hábitos de conducir, creo que el bienestar de alguien depende de la persona que va conduciendo, y en el fondo, pues debemos ser precavidos al manejar. Sin embargo, algo que me parece muy raro es que exactamente todos los tripulantes deben llevar puestos sus cinturones de seguridad e incluso para ir al supermercado (lo cual no toma más de cinco minutos) lo cual no es común en Ecuador, esto en el fondo me ha costado adaptarme, incluso tuve que usar recordatorios y notas para no olvidarlo, otro cosa que me sorprendió fueron las señales de “Stop”, todo el mundo se detiene a pesar de que no haya peatones, lo cual es lo opuesto en mi Ecuador. Creo que en el fondo debemos admirar a los Americanos por ser tan cuidadosos al conducir y por cierto existen de una gran variedad de automóviles para todos los gustos.
  2. El Segundo lugar, me he impactado hasta ahora los hábitos alimenticios, al momento de ir de compra, las tiendas de abarrotes son gigantes, pero esto no es lo que me llamo mucho la atención sino probar muestras de comida y otros gratis, y si deseas lo compras sino , no hay inconvenientes. Por otro lado, en los restaurantes sucede lo mismo, pues cierto día entre a uno, y termine recibiendo mucha agua gratis sin haber comprado nada, esto también permite que algunas personas hagan el “refilling” las veces que desean.
  3. La tercer cosa que me ha sorprendido es al observar en barrio en donde vivo, casi nadie camina, todo el mundo usa automóviles e incluso en pequeñas distancias, en lo personal yo soy de esos individuos que camina largas distancias , no importa si toma un poco más de tiempo y de hecho en mi ciudad veo que todo el mundo lo hace. Sin embargo, aquí, las persona no caminan, tambien me llamo la atención que las personas aman trotar, como yo, lo cual es extrano en mi ciudad no es común en mi cuidad. Por otro lado, al momento de salir a pasear con Lexie (mi mascota anfitriona) existen unos lugares extranos los cuales te proveen de fundas plasticas para en caso de emergencia recojer los desperdicios de las mascotas y de esta manera mantener el area limpia, en nuestro caso, nosotros los Ecuatorianos sabemos que en nuestro pais es completamente lo opuesto. La Iglesia de mi barrio entona las canciones lo hacen con un órgano, yo he escuchado las melodias entonadas con la guitarra o simplemente cantadas a capela, ademas de esto al escuchar misa, no recibes pequenas hojitas como en  las Iglesias de Ecuador, si no dos grandes libros: uno el cual es la Biblia completa y el Segundo uno con todas las melodias que se entonan, asi que el area donde estoy todo es muy diferente.