Go Back to: All / Field Notes / La Carta / News



By Pia, Owen, and October

Here at FUDEBIOL, we just finished our first full week of community service work! We rotated groups on Sunday, and most of us now have new jobs.

We have four different volunteer groups here at FUDEBIOL–painting, plant nursery/fieldwork, cooking, and cleaning. We work from 7–11 am every day (except for Tuesdays, excursion days, and Wednesdays, free days) in our respective groups.

The painting group has been working on sanding and painting the main building where we sleep and eat, in order to make FUDEBIOL a more attractive space for its visitors, who come from all over Costa Rica. Pia, one of the volunteers on the painting group this past week, describes the sanding process as “meditative, and it is rewarding when we get to see how nice the railings on the building look after our many hours of work.” She also says that “music definitely makes the process much more enjoyable, especially Shakira.”

The outdoor group has been working in the nursery and the bamboo field. They have spent their time clearing out the fields, digging rows in the fields, and planting bamboo in the rows. The workers at FUDEBIOL are hoping to start exporting edible bamboo (as well as bamboo for construction) to other parts of the country and this was the first step towards this goal.

This week the outdoor group started work on an empty dirt field and by the end of the week had extended the field and fully prepared dozens of rows of bamboo for growth. The field is surrounded by mountains, banana trees, monkeys, and coffee plants, creating a rich natural aroma.

October, from the outdoor group, says that they “enjoy working in the fields and seeing the progress that we make.” Pia (who helped out in the outdoor group for a few days) also said that she “enjoys learning from and speaking Spanish with the FUDEBIOL staff. They have a very strategic and precise method for everything, and I’ve never had the chance to work in this kind of environment. It is an amazing learning opportunity. I also love listening to Don Gilber’s music when in the fields.”

The kitchen group has been helping the ladies at FUDEBIOL to prepare food for the group, as well as washing dishes after every meal. They enjoy working with the ladies to cut up fruits and vegetables as well as helping with whatever is needed in the kitchen. “I really enjoyed working in the kitchen. The ladies are very nice, and being able to wear the hair nets made everything ten times better, especially the beanie – hair net combo,” said Sam, a member of the kitchen group.

The cleaning group has been helping to keep clean the area that we live in. They are sanitizing the bathrooms, sweeping the classroom areas and the floors of our rooms, taking out trash and compost, cleaning the showers, and wiping down the general surfaces. Jimmy from the cleaning crew says, “It was a pretty good job, it wasn’t too difficult. The only hard part was when I had to unclog a toilet.”

—-

¡Aquí en FUDEBIOL, acabamos de terminar nuestra primera semana de los trabajos de voluntario! El domingo, hicimos una rotación de los trabajos y ahora casi todos tienen trabajos nuevos.

Tenemos cuatro grupos diferentes de voluntarios: pintura, trabajo afuera, cocina, y limpieza. Trabajamos desde las siete de la mañana hasta las once de la mañana cada día (excepto los martes, los días de excursión, y los miércoles, los días libres) en nuestros grupos respectivos.

El grupo de pintura estaba trabajando en lijar y pintar el edificio donde dormimos y comemos para hacer que FUDEBIOL sea un lugar más atractivo para sus visitantes, quienes vienen de todas partes de Costa Rica. Pia, una de los voluntarios en el grupo de pintura describe el proceso de lijar como “meditativo, y gratificante cuando podemos ver las barandas bonitas después de muchas horas de trabajo.” Ella también dijo que la “música hace que el proceso tedioso sea mucho más divertido, especialmente cuando escuchamos a Shakira.”

El grupo que trabaja en el campo ha trabajado en el vivero de plantas y el campo de bambu. Despejan los campos, hacen filas de excavación, y plantar bambú en las filas. Los trabajadores de FUDEBIOL esperan exportar bambú para consumo (junto con el bambú para la construcción) a otras partes del país y este fue el primer paso hacia esa meta.

Esta semana, el grupo de trabajo en el campo empezó su trabajo en un área vacía y después de una semana, prepararon decenas de filas de bambú para el almacigo. El campo está rodeado de montañas, árboles de bananas, monos, y plantas de café, creando un aroma natural muy rico. October, que trabaja afuera, dice que a elle le gusta “trabajar en el campo y ver el progreso que hacemos.”

Pia, que ayudó al grupo de trabajo de campo por varios días, también dice que a ella le gusta “aprender de y hablar español con los trabajadores de FUDEBIOL. Ellos tienen un método muy preciso y estratégico para todo, y yo nunca he tenido la oportunidad de trabajar en este tipo de ambiente. Es una gran oportunidad de aprendizaje. También, me encanta escuchar la música de Don Gilbert en los campos.”

El grupo que trabaja en la cocina ha estado ayudando a las señoras de FUDEBIOL para preparar la comida para el grupo y lavar los platos después de cada comida. A ellos les gusta trabajar con las señoras para cortar las frutas y verduras, y también ayudar en cualquier manera que es necesario en la cocina. “A mi me gustó mucho trabajar en la cocina. Las señoras eran muy amables, y las redes para el pelo hicieron todo diez veces mejor, especialmente la combinación de las mayas para el cabello y las gorras de lana,” dice Sam, un miembro del grupo.

El grupo de limpieza ha estado ayudando a mantener la limpieza en el área en que vivimos. Ellos desinfectan los baños, barren los pisos del aula y nuestros cuartos, sacan la basura y el compost, limpian las duchas, y limpian las superficies generales. Jimmy, que trabaja en el grupo de limpieza, dice, “fue un trabajo bastante bueno, no era tan difícil. Solamente fue un poco difícil cuando yo tuve que desatascar un inodoro.”